Cómo mejorar la tesorería de tu empresa?

Seleccionar adecuadamente los clientes y gestionar su cobro posterior: Cuando una empresa concede crédito a un cliente puede pasar que no nos pague la mercancía vendida o los servicios prestados. La realidad es que gracias a la gestión del riesgo comercial se puede reducir esa posibilidad de impago al usar varias herramientas. En este sentido, tendrás que diseñar tu única estrategia de venta a crédito y adecuarla al patrón de tu cartera de clientes.

Entre las herramientas que nos pueden ayudar, se encuentran:

• Diversificar clientes que se retrasan en todos los pagos
• Negociar las condiciones con los clientes al principio
• Gestionar el cobro de las facturas
• Factoring
• Descuento de pagarés
• Líneas de crédito
• Seguro de crédito: Te indemnizará una parte de las pérdidas finales como consecuencia de la insolvencia definitiva de tus clientes, o aplicaciones de inteligencia de negocio que ayudan al análisis integral del cliente mediante la mezcla de varias capas de información para reconocer y ahondar en lo enlazado con su riesgo de impago.

Prever los pagos que se realizan con poca frecuencia en el año: Si la empresa se encuentra con falta de liquidez es cuando toca hacer previsión de pagos sin dejarnos de incluir ningún importe puntual o significativo. Dentro de los pagos puntuales y de los pagos impuestos que descuadran la tesorería prevista tendremos que ponernos alertas en el calendario y planearlo en nuestro business plan para tener constancia de las fechas e importes previstos. Por ejemplo consideramos pagos puntuales un seguro de maquinaria anual o los impuestos anuales domiciliados.

Cambiar los vencimientos de pagos a proveedores: Ponerse un único día para realizar el pago de las facturas del mes. Un ejemplo de ello es que la empresa se ponga el día 25 de cada mes como fecha de pago, adelantando de esta manera los vencimientos del 26 al 30 pero atrasando los del 1 al 24 lo que permite alargar el plazo real de pago si se tiene una venta regular en el tiempo. Esta estrategia se debes hacer respetando el período de pago legal fijado en 60 días naturales después del plazo de entrega de las mercancías o prestación de los servicios.

Realizar previsiones de cobros y pagos: Aunque parezca un consejo obvio y que todas las PYMES deberían realizar correctamente al realizar el presupuesto de tesorería, hay muchas que aún no lo hacen. Una buena previsión de los flujo de caja es la clave, diseñando nuestro presupuesto a medida en función de la política de entradas y salidas monetarias de la empresa sin recurrir a soluciones estàndard. Este documento te tiene que ayudar a gestionar la liquidez.

Reducir inventario: Mantener un inventario muy grande puede implicar una inversión grande innecesaria. Es mejor ajustar en un período determinado de tiempo la rotación del inventario para asegurarse de cumplir con las normas del sector. Puedes hacerlo al calcular su índice de rotación de inventario (coste de los bienes dividido por el valor promedio del inventario). Intente no comprar más de lo necesario cuando los proveedores lo seduzcan con grandes descuentos, ya que esto podría inmovilizar su capital. La empresa tendrá que verificar periódicamente el inventario para buscar los productos vencidos o antiguos y posponga los próximos pedidos para deshacerse de tales existencias, o venderlas al costo para recuperar liquidez.

Considerar alquilar en lugar de adquirir: El alquiler por lo general tiene un coste más alto que la compra. Aún así, los grandes costes siempre están justificados por beneficios en el flujo de caja. Al alquilar equipos de ordenador, coches u otras herramientas que serán estrictamente necesarias para hacer crecer nuestra empresa, podrá hacer que no se inmovilice su capital o le será difícil obtener líneas de crédito que podrá destinar con más provecho a las actividades cotidianas de la empresa. Por otra parte, los pagos por concepto de arrendamiento se consideran un gasto comercial, de manera que los beneficios tributarios se mantienen aunque no se realicen compras.

Enviar la factura rápidamente: Cuando le entregas tus bienes a una empresa es mejor enviar la factura de ello el mismo día o como máximo al día siguiente. De esta manera evitaremos retrasar excesivamente el período de pago de nuestras facturas. Si cada vez que nos dan una factura tenemos que esperar, imagínate si además nos retrasamos en enviarla. Por ejemplo; si la factura es de 30 días y tardamos 10 días en enviarla, al final no recibiremos el dinero hasta aquí 40 días.

Utiliza la tecnología para manejar el flujo de caja: La tecnología puede hacer mucho más fácil el manejo de flujo de caja. La tecnología nos ahorrará mucho más tiempo, permitiéndonos trabajar de una forma más efectiva, con más tiempo libre y te permitirá controlar mejor el flujo de caja. Los servicios online de

contabilidad ayudan a los emprendedores con poco tiempo a administrar sus negocios.
Tener la financiación flexible como plan B: Para un mejor manejo del flujo de caja es mejor contar con financiación flexible como el anticipo de las facturas o líneas de crédito. Estos servicios no se contabilizan como deuda bancaria por lo que su CIRBE no se ve afectada. Este hecho es muy beneficioso de cara al análisis de perfil de riesgo por parte de las entidades financieras.

Fuente :https://novicap.com/blog/mejorar-tesoreria/?utm_medium=email&_hsenc=p2ANqtz-8snMJ1Pt6P9_EGUH8mNmglFCS5j88eABPVvmgLmZfWjOU_HKd8AQb0IPf3BJc-zjY9_00J4sFNgO8z0xnxh6qcsl33ng&_hsmi=28660670&utm_content=28660670&utm_source=hs_automation&hsCtaTracking=b963fe20-75e3-4582-aff3-303c62d5a688%7Cae74dd97-5c2e-433c-9c48-b74fc11bf47b

 

 

 

Anuncios

¿Obtienes beneficio con tu negocio? La cuenta de resultados

¿Obtienes beneficio con tu negocio? La cuenta de resultados

La cuenta de resultados o cuenta de pérdidas y ganancias mide el beneficio o la pérdida del período considerado, analizando las causas de este resultado al señalar la importancia de cada partida de gasto sobre la de ingresos.

Ya has realizado una previsión de ingresos y gastos necesarios para desarrollar tu idea de negocio. Ésta es la base de la cuenta de resultados. La cuenta de pérdidas y ganancias señala el beneficio contable que se obtiene por comparación de los ingresos generados con los gastos incurridos en un determinado período de tiempo, generalmente un año.

Muestra la capacidad de la empresa de tener beneficios. Pero no tiene en cuenta las entradas y salidas de dinero con lo que no analiza la liquidez del negocio, la capacidad de hacer frente a sus obligaciones a corto plazo.

¿Obtienes beneficio con tu negocio? Más

¿Puedes garantizar la liquidez de tu negocio? El plan de tesorería

¿Puedes garantizar la liquidez de tu negocio? El plan de tesorería

El plan de tesorería registra sólo las operaciones que producen movimientos reales de dinero (cobros y pagos). Analiza la liquidez que tiene una empresa para hacer frente a sus obligaciones de pago.

La cuenta de pérdidas y ganancias mide la diferencia entre ingresos y gastos. Pero estos conceptos no son lo mismo que entradas y salidas de dinero en la empresa. Por ejemplo, cuando realizas una venta se produce un ingreso, pero el cobro no se producirá hasta que no se haga efectiva la entrada de dinero en la tesorería de la empresa.

Elaborar un plan de tesorería por anticipado, te permite buscar financiación cuando la liquidez sea escasa o, por el contrario, estudiar la colocación de los fondos generados cuando se produzca un exceso de liquidez.

¿Puedes garantizar la liquidez de tu negocio? Más

La nueva ley de autónomos: análisis de la Proposición de Ley

La nueva ley de autónomos: análisis de la Proposición de Ley

La nueva ley de autónomos es una de las primeras leyes que se van a tramitar en esta legislatura.

La  propone Ciudadanos con el apoyo del PP, aunque pretende contar con el acuerdo de las demás fuerzas políticas.

Pide que en el primer mes de gobierno se aprueben las reformas urgentes del trabajo autónomo para reducir las cargas administrativas de este colectivo y mejorar su protección social.

Vamos a analizar detalladamente la Proposición de Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo para ver si recoge las reivindicaciones de este colectivo. Más

Siete razones por las que deberías considerar a tu contable como una pieza clave

 

En ocasiones se escucha decir que el trabajo de administración y contabilidad es un trabajo no productivo. De hecho, es un debate que se ha producido entre diferentes autores; sin embargo, hay que apuntar que las pérdidas que puede ocasionar a una empresa una deficiente administración y una contabilidad que no refleje la imagen fiel e induzca a errores a la dirección, pueden acabar llevándola a la quiebra, por lo que el trabajo contable puede ser uno de los más productivos.

La contabilidad, lejos de verse como una obligación mercantil, debe utilizarse como fuente de información para el control interno de la empresa. Para ello, es fundamental que las personas que realizan los apuntes contables tengan por lo menos una mínima formación contable, ya que otro problemas bastante extendido es poner a realizar apuntes contables a personas con una deficiente o escasa formación contable, sin la supervisión necesaria Más

¿Qué puede hacer el empresario para garantizar que le están llevando bien la contabilidad?

                                                                                                                            

 

Así, como en otras profesiones, la falta de pericia se pone rápidamente de manifiesto, en la contable, los errores pueden tardar en detectarse. Sin embargo, para que la falta de pericia tarde en detectarse, tiene que estar en consonancia con otros tres factores:

  • La falta de control de esa actividad contable.
  • La falta de conocimientos de la persona que debería supervisar la contabilidad, ya que será difícil realizar control alguno si no se tienen unos conocimientos básicos de contabilidad.
  • La falta de tiempo para analizar y supervisar la información contable, que posponga reiteradamente los debidos controles.

Más

5 habilidades que deberías potenciar 

 

 

Tener un negocio, del tamaño que sea, requiere que tengas una serie de habilidades que te permitan lidiar con la incertidumbre y con la toma de decisiones diarias, no sólo para que tu negocio crezca, sino para que sobreviva y se mantenga en los momentos difíciles.

En la lección de hoy te voy a enseñar 5 habilidades que debes adquirir y/o desarrollar para dirigir tu negocio con garantías y aumentar tus probabilidades de éxito.

1. Saber vender

Seguro que te parece muy evidente pero hay muchísimos empresarios que son incapaces de comunicar efectivamente el valor que aporta su producto / servicio.

Y al final, de eso va cualquier negocio, de llevar a cabo un intercambio de valor.

Por suerte, esta es una habilidad que puedes desarrollar practicando día a día con tus clientes. Como punto de partida debes preparar tres discursos:

Elevator pitch (para extraños)

O “discurso del ascensor”, consiste en explicar claramente lo que haces a cualquier persona, conozca o no tu industria, en sólo 30 segundos.

Puedes empezar con esta plantilla: Con (empresa/producto) ayudo a (cliente objetivo) a (beneficio explícito que obtiene tu cliente) de forma (características del producto/servicio).

Para levantar financiación

Si tu negocio aún no es rentable o quieres hacerlo crecer con capital externo, puede que te encuentres en algún momento intentando convencer a un banco o inversor para que meta dinero en tu empresa.  Para ello tendrás que explicar con mucha claridad:

1.   Qué producto/servicio vendes.

2.   El tamaño del mercado al que apuntas.

3.   Cuánto dinero necesitas y para qué.

4.   Por qué eres la persona adecuada para tener éxito con tu negocio.

5.   Qué va a obtener el inversor a cambio y en qué plazo

Para cada tipo de cliente que tengas

Probablemente tengas más de un tipo de cliente al que te diriges desde tu negocio. En este caso, es fundamental adaptar los beneficios que tu producto/servicio proporciona para aumentar las probabilidades de cerrar una venta con éxito. Utiliza la plantilla que te he enseñado para el “Elevator pitch” adaptando los beneficios y características de tu producto/servicio a cada tipo de cliente que tengas.

2. Aprender constantemente

No existe una fórmula exacta para conjugar el éxito en un negocio.

Aunque si lo hiciera, una variable clave sería la capacidad para aprender rápidamente de todo cuanto pase, ya que esta es la única forma de evitar cometer los mismos errores una y otra vez, algo que mata a muchas más empresas de las que te puedas imaginar.

Además, debes ser capaz de estar al tanto de todo lo que pasa en tu industria y de nuevos avances, especialmente tecnológicos.

Para ello:

  • Crea una lista de fuentes que utilices como referencia para no perder tiempo buscando.
  • Toma notas con una app como evernote que sea multiplataforma y te permita hacer anotaciones y consultas rápidas estés donde estés.
  • Reserva algo de tiempo cada día (por ejemplo, 30 minutos) para leer algún libro relacionado con tu área de

3. Empatizar

Nunca fue menos difícil tener éxito con un negocio como hoy en día. Y esto se aplica tanto a ti como a toda tu competencia actual y potencial.

Y esta competitividad obliga a estar mucho más cerca del cliente para poder entender mejor los desafíos a los que se enfrenta y los deseos que anhela.

La habilidad que te permitirá desbloquear el acceso a esta información es la empatía, entendida como la capacidad que tengas para ponerte en el lugar de otras personas de tal manera que sientas y percibas lo mismo que ellas para una situación determinada.

Y para facilitar esta labor puedes usar una herramienta gratuita que se conoce como “Mapa de Empatía

Pintando este mapa profundizaremos en los deseos y desafíos a los que se enfrenta tu potencial cliente para entenderlo mejor y poder establecer una conexión más fuerte entre el problema al que se enfrenta y la solución que nosotros planteamos.

4. Sé productivo/a

Conseguir hacer más con menos es un arte que a todos nos gustaría dominar pero que muy pocos hacen.

Para ser más productivo en tu día a día asegúrate de:

  • Planifica el día siguiente la noche anterior. Reserva unos minutos cada noche antes de dormir para listar lo que tengas que hacer al día siguiente y ordénalo por prioridades.
  • Usa un gestor de tareas. Las agendas están muy bien pero, ¿y si no la llevas encima en el momento en que tienes que echar mano de algo que has apuntado? Apps como wunderlist, todoist o evernote son gratuitas y te permiten llevar un “archivador” todopoderoso al que puedes acceder desde tu smartphone, tablet u ordenador, incluso aún cuando estés sin conexión.
  • Piensa como Eisenhower. Dwight D. Eisenhower, presidente de los EEUU y alto cargo del ejército americano, popularizó una manera de priorizar tareas tan simple como efectiva con su famosa “matriz”. En ella dibuja 4 cuadrantes sobre dos ejes: Importante y Urgente. De esta manera tan visual podrás priorizar claramente qué hacer a continuación.

 

 

En esto anfix puede ayudarte, ya que ponemos a tu disposición todas estas funcionalidades y muchas más que puedes descubrir en detalle aquí.

5. Negociar

La capacidad para negociar bien es una habilidad fundamental que todo autónomo o propietario de un pequeño negocio debe intentar dominar.

Además, es algo que usarás a diario, tanto con proveedores como clientes, de tal manera que tienes que intentar conseguir lo que quieres….y contentar a la otra parte también para no deteriorar o romper la relación.

Puedes empezar teniendo en cuenta estos tres factores:

  • Escucha: Es fácil caer en la trampa de creer que entendemos de antemano lo que otras personas nos quieren decir, por no hablar de que muchas veces simplemente esperamos por educación a que acaben para colocar nuestro mensaje y punto. En cualquier negociación, entender lo que la otra parte desea de raíz es fundamental para relacionarlo con lo que tú puedes ofrecer y que ambos lleguéis a buen puerto
  • Busca un resultado positivo para ambas partes: Seguro que te ha pasado más de una vez. Preparas una negociación a conciencia, cubres todos los ángulos, sabes exactamente lo que quieres….y no lo consigues. Y esto pasa normalmente porque la otra persona no ha sido capaz de ver qué era lo que ganaba (si es que lo había). A la hora de plantear lo que quieres, resalta también el beneficio que la otra persona ganará de tal manera que rechazarlo sea una opción peor que aceptarlo.
  • Busca similitudes entre vosotros. Y si las hay, resáltalas de forma natural, ya sean intereses o experiencias compartidas. Esto ayuda a establecer un pequeño vínculo entre tú y la otra parte de tal manera que sea más fácil llegar a un acuerdo provechoso para ambos.

¡Espero que te haya sido útil la lección de hoy!

Fuente : Cristina, de anfix

 

 

 

Anteriores Entradas antiguas