DECLARACION COMPLEMENTARIA DE LA RENTA

DECLARACION COMPLEMENTARIA DE LA RENTA

Puede que necesites realizar una declaración complementaria para corregir una anterior presentada  en Hacienda.

Cualquiera puede cometer un error al contabilizar una factura. O, aunque no te equivoques, puedes cobrar atrasos de años anteriores que hacen que la declaración inicial presentada sea errónea o incompleta.

Tanto si se trata de una autoliquidación trimestral, una declaración informativa o una declaración anual, existen varios procedimientos para corregir errores o añadir datos no aportados en su día.

Declaración complementaria o sustitutiva: ¿Cómo corregir una declaración ya presentada? [Ocultar]

Declaración complementaria

Una declaración complementaria completa una declaración anterior en la que se detectan errores de los que resulta una cantidad mayor a pagar o una cantidad a devolver o a compensar inferior a la que se había declarado.

Características

  • completa una declaración anterior (ya sea una declaración trimestral de IVA, un pago a cuenta o una declaración de renta)
  • corrige un error que perjudica a Hacienda
  • siempre supone un mayor importe a ingresar o una menor devolución

¿Cuándo se presenta?

Al darte cuenta del error. Si es dentro del plazo voluntario de declaración, no tendrá ninguna penalización.

Si lo haces posteriormente y sin requerimiento previo se aplican los recargos por presentación extemporánea del artículo 27 de la Ley General Tributaria.

Declaración complementaria  de IRPF por atrasos del trabajo

Como esta complementaria se presenta por circunstancias no imputables al contribuyente, no comporta sanción, intereses de demora ni recargo alguno, siempre que se presente entre la fecha en que se perciben los atrasos y el final del plazo inmediato siguiente de declaración de renta.

Pérdida del derecho a aplicar beneficios fiscales

Cuando tras la aplicación de una exención, deducción u otro incentivo fiscal se pierde el derecho a su aplicación por incumplimiento de los requisitos necesarios para su aplicación, no procede una declaración complementaria.

En este caso, habrá que incluir en la declaración correspondiente al período del incumplimiento, la cuota o cantidad derivada del beneficio fiscal aplicado (y que ahora se convierte en indebido) junto con los intereses de demora.

Ejemplo

El Impuesto sobre Sociedades prevé que las empresas de reducida dimensión puedan amortizar libremente las inversiones generadoras de empleo. Este beneficio fiscal está condicionado al incremento de la plantilla y a su mantenimiento durante 24 meses.

Si se incumple este requisito, el artículo 109.6 del Impuesto sobre Sociedades establece que se deberá ingresar la cuota íntegra que hubiera correspondido a la cantidad deducida en exceso más los intereses de demora correspondientes. El ingreso se realizará en la declaración correspondiente al período impositivo en el que se hayan incumplido los requisitos.

¿Cómo se presenta la declaración complementaria?

Se incluyen los datos nuevos o modificados, así como los que contenía la declaración inicial.

Declaración complementaria para rectificar autoliquidaciones

En este tipo de declaraciones has liquidado algún impuesto como IVA, pagos a cuenta, IRPF o Impuesto sobre Sociedades, dando lugar a una deuda con Hacienda o a un crédito contra ésta.

Recuerda que

La #declaracióncomplementaria siempre supone más importe a ingresar o menos devolución Clic para tuitear

Deberás presentarla por internet. Si eres autónomo, también podrás hacerlo en papel. Busca la declaración inicial presentada. En la primera página, figura el número de justificante. Tienes que anotar este número en la declaración complementaria.

Calcula la nueva declaración con los importes correctos. Podrás hacerlo desde tu programa de gestión, el programa de ayuda de la AEAT o bien directamente sobre el modelo on-line. Siempre deberás:

  1. Incluir los datos nuevos o modificados y los que contenía la declaración anterior.
  2. Señalar el resultado de la declaración y deducir el importe ingresado (o que resultó a compensar o a devolver) en la declaración inicial.
  3. Calcular el resultado de la declaración por la diferencia anterior.
  4. Marcar que es una declaración complementaria e indicar el número de justificante de la declaración inicial.

Podrás domiciliarla si todavía no ha terminado el plazo para hacerlo. En caso contrario, deberás obtener un NRC o si eres autónomo también podrás acudir con el modelo impreso al banco para pagarlo.

Declaración complementaria en IRPF

Para facilitar la elaboración de declaraciones complementarias de renta, la Agencia Tributaria ha realizado un video explicativo de cómo hacerlo en Renta Web. Recuerda que para las declaraciones de IRPF de 2016 en adelante ya no es posible utilizar el programa PADRE.

Declaración complementaria para rectificar declaraciones informativas

Como su nombre indica, las declaraciones informativas tienen un contenido estrictamente informativo y en ellas no se liquida ninguna deuda tributaria.

Estas liquidaciones ayudan a Hacienda  acotejar datos con otras declaraciones presentadas en las que sí se practicaron liquidaciones.

Las más habituales son los resúmenes anuales de retenciones (modelos 180 y 190) y la declaración anual de operaciones con terceras personas (modelo 347).

Podrás presentar una declaración complementaria siempre que añadas nueva información. Desde tu programa de gestión, el programa de ayuda de la AEAT o bien directamente sobre el modelo on-line.

Pero si quieres modificar, eliminar y/o añadir algún registro debes acceder a la sede electrónica de la AEAT.

Haz click en presentar y consultar declaraciones y selecciona la declaración informativa a tratar.  Una vez realizada y presentada la modificación obtendrás un código electrónico como resguardo.

Este servicio de consulta y modificación es muy útil porque permite corregir los errores detectados en la declaración antes de que Hacienda lo requiera.

Declaración sustitutiva

Reemplaza completamente la declaración anterior.

En las declaraciones informativas se utiliza cuando la declaración inicial contiene muchos errores o faltan muchos datos por rellenar. En estos casos, es más fácil realizar una nueva declaración que modificar la anterior.

Al presentarla, también es necesario señalar que se trata de una declaración sustitutiva e indicar el número de justificante de la declaración anterior.

La declaración sustitutiva reemplaza completamente la declaración anterior.

¿Qué pasa si el perjudicado eres tú?

Si debes corregir una declaración porque te has dado cuenta de que has pagado de más o Hacienda te ha devuelto una cantidad menor, no podrás realizar una complementaria.

Cuando el perjudicado eres tú, deberás presentar un escrito solicitando la rectificación de la declaración.

En esta solicitud deberás exponer y adjuntar la información y documentación necesaria para la rectificación.

Asimismo, cuando sea oportuno, deberás solicitar la devolución de los ingresos indebidos, señalando un número de cuenta.

Corregir errores en declaraciones presentadas o determinar si se ha tributado de menos en un impuesto puede ser una tarea complicada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: