Estimación directa y objetiva

ESTIMACIÓN DIRECTA Y OBJETIVA

Para determinadas actividades económicas, los autónomos pueden elegir entre estimación directa y objetiva (módulos) a la hora de tributar en IRPF. Analizaremos cómo optar por un régimen u otro.
La diferencia principal entre ambas modalidades es la forma de calcular el rendimiento de la actividad que determina los impuestos a pagar.
Por ello, lo fundamental para realizar una buena elección es estudiar cuánto puedes ganar en el año y calcular lo que tendrías que pagar en cada régimen según tus previsiones de beneficios

Estimación objetiva
En el régimen de módulos, Hacienda hace una estimación objetiva (según las estadísticas de rendimientos del sector) de los rendimientos derivados de la actividad. Esta estimación se realiza en función de una serie de módulos: número de personas empleadas, metros del local, consumo eléctrico, potencia del vehículo… que varían para cada actividad.
De este modo, a principios del año sabes qué rendimiento vas a declarar y qué cantidad pagarás en cada trimestre. Siempre te saldrá a pagar y siempre la misma cantidad.

Estimación directa
El rendimiento neto se calcula en función del beneficio real de la actividad. Para ello se determina el volumen total de ingresos y se descuentan los gastos deducibles. A la cantidad resultante se le aplica el porcentaje correspondiente para calcular el impuesto a ingresar.
Se paga por el beneficio obtenido, cuando éste se produce. Una cantidad que varía en función del mismo.

Cómo elegir entre estimación directa y objetiva
Elegir bien el epígrafe del IAE
Cuando inicias una actividad económica debes analizar muy bien el epígrafe del IAE que le corresponde. Como ya señalamos en El epígrafe del IAE determina tus obligaciones fiscales es muy importante estudiar cuál es el que más se adapta a la actividad que vas a desarrollar.
Para elegir entre estimación directa y objetiva lo primero que debes analizar es si la actividad que vas a desarrollar puede acogerse al régimen de módulos. Cada año, el Ministerio de Hacienda publica una Orden que desarrolla el método de estimación objetiva de IRPF y el régimen especial simplificado del IVA. Para 2017, la Orden es la HFP/1823/2016, de 25 de noviembre.

Permanencia
Cuando el epígrafe de tu actividad está incluido en la Orden, se entiende que te acoges por defecto a este régimen. Ten en cuenta que si renuncias para pasarte a la estimación directa no podrás cambiarte de nuevo hasta que pasen tres años. Sin embargo, si te acoges a módulos, podrás optar por la estimación directa pasado un año.

Incompatibilidades entre estimación directa y objetiva
Si realizas varias actividades y quieres tributar en estimación objetiva, necesariamente deberá ser en todas ellas, ya que los módulos son incompatibles con la estimación directa. Si alguna actividad no está incluida en este sistema especial tendrás que realizar todas las actividades en estimación directa.

Sabes exactamente cuánto vas a pagar
En módulos se paga cada trimestre la misma cantidad y se regulariza en la declaración de IRPF. La ventaja es que se puede hacer una previsión de la liquidez necesaria para hacer frente a estos pagos. El inconveniente es que tendrás que pagar siempre, aunque no hayas facturado nada en el trimestre.

Obligaciones formales
Actualmente casi se han equiparado en los dos sistemas. En módulos ya es obligatorio conservar las facturas emitidas y las recibidas, así como los justificantes de los módulos aplicados.
Si se practican amortizaciones, deberá llevarse el libro registro de bienes de inversión.
En actividades cuyo rendimiento neto se calcula en función del volumen de operaciones (agrícolas, ganaderas, forestales y de transformación de productos naturales), deberá llevarse el libro registro de ventas o ingresos.

Rendimientos reales o estimados
La estimación objetiva no depende de los ingresos y gastos reales sino de unos rendimientos estimados. Una vez identificados los módulos que te afectan, podrás calcular los impuestos a pagar en el año.
¿Crees que tu rendimiento total anual será mayor o menor que el estipulado por Hacienda? Si es mayor te conviene estar en módulos. Si es menor, será mas conveniente que optes por la estimación directa.

Cuando no tengas ninguna previsión de cómo va a ir tu negocio, te aconsejo que elijas el régimen de estimación directa porque pagarás en función de tu beneficio real. Además, en los primeros años de actividad se suelen tener más gastos y menos ingresos. Si éste es tu caso, no te interesa pagar la cantidad estimada en módulos sino acogerte a estimación directa en donde no tendrás que pagar hasta que no generes beneficios

Fuente – https://jraeconomistas.com/2017/02/elegir-estimacion-directa-y-objetiva/?utm_source=ReviveOldPost&utm_medium=social&utm_campaign=ReviveOldPost

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: