Impuesto sobre Sociedades 2015: Cuidado con la -Cara B- del modelo 200

Impuesto sobre Sociedades 2015: Cuidado con la -Cara B- del modelo 200.
          En plena vorágine de uno de los meses más estresantes (y calurosos) para todos los que nos dedicamos al ámbito contable y fiscal, inmersos en las rutinarias presentaciones del trimestre de turno, acuciados por simultanear nuestras vacaciones con la presentación en plazo de las cuentas anuales en el Registro Mercantil, la Agencia tributaria ha “endulzado” este mes que honra la memoria de Julio César, con el nuevo modelo 200 para la liquidación del Impuesto sobre Sociedades.

Este modelo de liquidación (200), es el primero en que habremos de rendir cuentas con la nueva normativa del Impuesto, la Ley 27/2014, de 27 de noviembre (LIS), por lo que simplemente por este hecho, ya apuntaba cambios significativos en la formulación/cumplimentación para su adecuación a las novedades introducidas por la referida norma: la reserva de capitalización, la reserva de nivelación, nuevas correcciones al resultado contable, el tratamiento de la doble imposición, limitación a la deducibilidad de gastos financieros derivados de deudas para la adquisición de participaciones en fondos propios de todo tipo de entidades, etc., son algunos de los ejemplos que muestran los cambios en la normativa del Impuesto.
Ahora bien, existe una “cara B” de cambios acontecidos en el modelo 200, que no responden de forma directa a cambios normativos y que sin embargo pueden tener una incidencia muy directa en la información que la Agencia tributaria será capaz de “recabar” de sus contribuyentes. Así:
CUENTA DE PÉRDIDAS Y GANANCIAS – APROVISIONAMIENTOS (CONSUMOS)

 

             Como podemos observar, para este ejercicio 2015, el contribuyente dentro de las partidas de Consumo de mercaderías y Consumo de materias primas y otras materias consumibles, debe distinguir o detallar aquellas partidas, dentro de los consumos, que son compras de las existencias y aquellas que son variaciones de las mismas.

El modelo 200 de ejercicios precedentes no solicitaba este desglose, y el tipo de información que detalla a la Administración tributaria permite ver más claramente el uso que pudiera estar realizándose por determinados contribuyentes de los inventarios de existencias, que tienen una incidencia directa en los resultados del ejercicio y que en muchas ocasiones no responden a un recuento efectivo y real del almacén o al uso de un método de asignación de valor contrastado, sino más bien, al deseo de maquillar la cuenta de pérdidas y ganancias en el sentido deseado.

 

BALANCE DE SITUACIÓN – DEGLOSE DE RESERVAS

En este caso y sí consecuencia de una modificación de la norma, la posibilidad de dotar por el contribuyente las nuevas reservas de capitalización y nivelación, conlleva un mayor nivel de desglose en el Balance de Situación de estas partidas.

Si bien es cierto que estas reservas normalmente, no deberán estar dotadas e incluidas en el Balance del ejercicio 2015 (primero de su aplicación) pues aún cuando sus beneficios fiscales correspondan al año 2015, la dotación de las mismas ha debido realizarse durante el ejercicio 2016 y deberán aparecer en el balance de cierre del ejercicio 2016, tras su dotación.

 

Por otro lado, en la página 19 del modelo 200 nos encontrarnos que en la aplicación de resultados, también se distinguen dentro de las reservas, las dos nuevas modalidades que contempla el Impuesto sobre Sociedades, y el resto de posibles reservas que pueden ser dotadas, no teniendo el mismo detalle que en el balance, por lo que si la aplicación de nuestros resultados tiene como destino reservas legales, voluntarias, estatutarias, etc., será la casilla 654 la que deba contemplar su importe.

Ahora bien, el programa PADIS de la AEAT (desconocemos si existirá una nueva revisión más con posterioridad a la redacción de este comentario), nos muestra un error que NO permite presentar la declaración cuando la casilla 654 resulta ser inferior a la suma de las casillas 01270 y 01271; en este sentido y si atendiésemos al comportamiento del programa y no del manual (AEAT) del Impuesto sobre Sociedades para 2015, habríamos de entender que la casilla deberá contener al menos la reserva de nivelación y capitalización, además de otras que pudieran ser el destino de aplicación de nuestra base de reparto.

Al mismo tiempo, ya le estamos apuntando a la AEAT para el ejercicio siguiente en que apartado del balance de situación, durante el ejercicio 2016, habremos aplicado los resultados del ejercicio 2015 y consecuentemente estas partidas del balance deberán concordar con la información aquí suministrada (un ejercicio antes).

Javier Gómez

Departamento de Fiscalidad de RCR Proyectos de Software.

www.supercontable.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: