Indices Financieros

Indices Financieros

Doce Tips Sobre Índices Financieros – Índices De Liquidez

1. Los índices financieros son razones matemáticas que utilizan las cifras de los estados financieros y nos permiten determinar, desde el punto de vista económico, parámetros de medición y comparación para facilitar la planificación y análisis de la empresa.

2. Los índices deben ser calculados para varios periodos, de manera consistente, a fin de determinar tendencias, ciclos y características propias de cada entidad.

3. Estos índices los utilizan diferente entidades para medir la capacidad financiera de su empresa, como por ejemplo: bancos y otros organismos crediticios, entes contratantes del Estado, como por ejemplo el Registro Nacional de Contratistas (RNC) (para el caso de Venezuela), cualquier proveedor que le otorga crédito en sus ventas y, cómo no, los propios accionistas de la empresa para conocer el rendimiento de su inversión.

4. Para llevar a cabo un buen análisis debemos considerar, entre otros, los siguientes puntos:
o La experiencia y pericia del analista: el mismo cuadro puede tener diferentes lecturas dependiendo del observador…
o Los datos históricos analizados en su justo contexto: las cifras deben enmarcarse en la realidad económica, política y social de la empresa y su entorno en un momento determinado. No pueden ser cifras aisladas.
o Los indicadores externos a la empresa, tales como: datos a nivel nacional, regional y sectorial tanto de nuestra empresa como de industrias complementarias y sustitutas que, en un momento dado, pueden ofrecer productos y/o servicios capaces de suplantar a los nuestros.

5. Los índices financieros se dividen en:
o Índices de liquidez
o Índices de apalancamiento
o Índices de actividad
o Índices de rentabilidad
6. Los índices de liquidez miden la capacidad de la empresa para honrar sus compromisos a corto plazo, considerando para ello la posesión de activos circulantes.
7. Los índices de liquidez más utilizados son:
o Capital de Trabajo
o Razón circulante
o Prueba del ácido
o Intervalo básico defensivo
o Capital de trabajo a activos
8. El capital de trabajo se calcula con la siguiente fórmula:
ACTIVO CIRCULANTE-PASIVO CIRCULANTE
A pesar de no ser una razón matemática, complementa a los otros cálculos relativos a liquidez y representa los recursos netos circulantes (a corto plazo) con los que cuenta la empresa en un momento determinado. Señala el exceso o déficit de la entidad una vez que son cancelados los pasivos a corto plazo. Estaremos en una situación satisfactoria si el resultado es positivo (activos circulantes mayores a pasivos circulantes) y en déficit si la situación es contraria. Este índice nos ayuda a evaluar las decisiones de tesorería, tanto desde el punto de vista de la inversión como del financiamiento.

9. La razón de circulante se calcula así:
ACTIVO CIRCULANTE / PASIVO CIRCULANTE
Mide la disponibilidad que tiene la empresa, expresada en Unidades Monetarias (UM) y en una fecha determinada, para honrar sus deudas a corto plazo, expresado como una relación entre ambas cifras (activo y pasivo circulante). Si el resultado arroja 1,3 UM, esto significa que la entidad cuenta con 1,3 UM de activo a corto plazo para cancelar cada UM de pasivo a corto plazo.
Al analizar este índice debemos tener en cuenta un factor determinante: el peso del inventario dentro del activo circulante, sobre todo si trabajamos con cifras ajustadas por inflación, como es el caso de Venezuela. Si el inventario constituye un porcentaje significativo del activo circulante, la empresa tendrá menos activos líquidos para, en un momento determinado, hacer los pagos que se le exijan. El inventario, aunque liquido, requiere de un proceso de conversión al efectivo más lento y, por lo tanto, ralentiza la capacidad de respuesta económica de la empresa. Si a esto aunamos que la cifra de inventario está ajustada por inflación desde su fecha de origen, el valor de este rubro aumenta y la capacidad de respuesta de la entidad se ve mermada aun más.

10. La prueba del ácido viene a subsanar la deficiencia del anterior índice al eliminar del cálculo los inventarios. Se calcula con la siguiente fórmula:
(ACTIVO CIRCULANTE – INVENTARIO)/PASIVO CIRCULANTE
Al analizar este índice debemos considerar, como en todos los demás casos, no solo el dígito obtenido sino la causa del mismo. Por ejemplo: una disminución en la prueba del ácido se puede deber a un aumento en el pasivo circulante por la obtención de un crédito utilizado para ampliar la capacidad productiva de la planta, lo cual es un resultado esperado y que además obedece a una fase de crecimiento de la empresa. Sin embargo, si nos encontramos con el mismo número, pero producto de un endeudamiento solicitado para poder cancelar las nominas de la empresa, dado que tesorería no es capaz de recuperar las cuentas por cobrar a tiempo, la situación es bien distinta.
Es obvio que en las empresas que no manejan inventario, los índices de razón circulante y prueba del acido arrojan los mismos resultados.

11. El intervalo básico defensivo no es propiamente una razón, sin embargo es una herramienta de lo más útil, ya que establece el número de días que una empresa puede afrontar las erogaciones por concepto de costos y gastos operativos sin generar nuevas ventas. Se calcula usando la siguiente fórmula:
(EFECTIVO + INV. TEMPORALES + CUENTAS POR COBRAR) / (COSTO DE VENTAS + GASTOS GENERALES) / 365
Este índice es muy útil cuando la empresa se enfrenta a situaciones no deseadas como huelgas, retrasos en el suministro de materiales y paros técnicos debido a procesos de mantenimiento o fallas en los equipos.

12. El capital de trabajo a activos mide la relación existente entre el capital de trabajo y el activo total, mediante la siguiente fórmula:
CAPITAL DE TRABAJO A ACTIVOS = CAPITAL DE TRABAJO/ACTIVO TOTAL
Este índice variará notablemente entre una empresa que posea altos niveles de propiedad, planta y equipo y aquella cuyo activo fijo sea más bien escaso, dada la naturaleza de sus operaciones. Así pues, una empresa que presta servicios profesionales y que no cuenta con grandes instalaciones, podría arrojar un porcentaje alto o muy alto en este índice, mientras que una empresa manufacturera que cuenta con plantas, almacenes y edificios, todos ellos ajustados por inflación y con montos crecientes en una economía inflacionaria, tendrá un capital de trabajo menor en relación a sus activos totales.
Como podemos ver, los índices nos proporcionan nuevas luces sobre los datos contables y, por ende, nos ayudan a tomar decisiones. En los post siguientes hablaremos sobre los índices de apalancamiento, actividad y rentabilidad para completar el panorama financiero.

 

 

Once Tips Sobre Índices Financieros – Índices De Rentabilidad

1. Miden la capacidad que tiene la empresa para generar utilidades con los recursos disponibles.

2. Entre los índices de rentabilidad más utilizados podemos mencionar:
• Margen de utilidad bruta
• Margen de utilidad en operaciones
• Margen de utilidad antes de impuestos
• Margen de utilidad neta
• Rendimiento sobre activos
• Rendimiento sobre patrimonio
• Rendimiento sobre capital de trabajo
• Utilidad por acción

3. El margen de utilidad bruta se calcula de la siguiente manera:
(VENTAS-COSTO DE VENTAS) / VENTAS
Comenzaremos diciendo que el costo de ventas es la cifra que la empresa utiliza para producir y/o comprar los bienes que vende y que son el motivo de su negocio. Por ejemplo, si la empresa tiene como negocio principal la venta de automóviles nuevos, el costo de ventas serán todas aquellas erogaciones, imputables directamente al bien, que la entidad ha tenido que hacer hasta el momento en que cada auto es vendido. Esto incluirá la cifra pagada al fabricante por el vehículo, el alquiler y seguro del estacionamiento donde estuvo “almacenado” el bien y todos aquellos costos atribuibles a cada automóvil hasta su salida del inventario. Como se ve, no es solo el “costo” inicial del articulo sino todos aquellas erogaciones que nos permiten mantenerlo y almacenarlo en perfectas condiciones hasta el momento de su venta. Dicho esto debemos agregar que el margen de utilidad bruta se expresa en porcentajes y determina la porción del ingreso que nos permitirá cubrir el resto de gastos, distintos del costo de ventas, en que incurre la empresa (gastos de administración, gastos financieros e impuestos).
Obviamente, este índice también nos habla del porcentaje del ingreso que es aportado como utilidad cada vez que un ítem es vendido.

4. El margen de utilidad en operaciones se calcula de la siguiente manera:
UTILIDAD EN OPERACIONES / VENTAS
Comenzaremos por aclarar cómo se calcula la utilidad en operaciones:
UTILIDAD BRUTA – GASTOS DE OPERACIÓN
En este punto es muy importante aclarar que los gastos de operación no incluyen costos financieros y que lo que se pretende con este índice es, justamente, determinar qué porcentaje de los ingresos quedan libres para cubrir este tipo de gasto. Por otro lado, esta diferenciación nos permite calcular el peso de los gastos de operación en las cifras del negocio y detectar así, empresas con áreas administrativas sobredimensionadas donde la burocracia “se come” los resultados obtenidos por el esfuerzo de ventas.

5. El margen de utilidad antes de impuestos se calcula:
UTILIDAD ANTES DE IMPUESTO / VENTAS
Donde la Utilidad antes de Impuesto es:
UTILIDAD EN OPERACIONES – COSTO INTEGRAL DE FINANCIAMIENTO
Aquí se consideran los costos de financiamiento de manera separada, lo que permite determinar el peso de este importante rubro dentro de las cifras globales de la empresa. Si este índice lo aunamos a los índices de actividad podremos determinar cuan beneficioso fue el financiamiento obtenido y si el costo del mismo está justificado por nuestros resultados. El punto focal aquí seria responder la siguiente pregunta: ¿está justificado, a la vista de los resultados económicos, un desembolso de esta magnitud en intereses y comisiones bancarias?…

6. El margen de utilidad neta es el porcentaje que le queda a los accionistas de la empresa una vez ha cancelado los impuestos correspondientes y se calcula así:
UTILIDAD DESPUES DE IMPUESTO / VENTAS
Este porcentaje es el que evaluará con cuidado cada dueño de negocio para determinar si su trabajo vale la pena ya que, a fin de cuentas, es el resultado final de su esfuerzo empresarial. Esta satisfacción está ligada al nivel de expectativas que tiene cada empresario y depende, íntimamente, del entorno económico donde se mueva y de su visión a largo plazo, ya que por lo general, un negocio sustentable en el tiempo debe evaluarse por etapas y con una visión que abarca no solo los resultados económicos inmediatos.

7. El Rendimiento sobre Activos (ROA por sus siglas en inglés) se calcula de la siguiente forma:
UTILIDAD NETA/ACTIVOS
Es el porcentaje que nos dice que rendimiento estamos obteniendo sobre la inversión realizada y está íntimamente ligado a la rotación del activo total (ver índices de actividad). Es de esperar que a mayor inversión en activos la utilidad crezca ya que los recursos colocados a la orden de la gerencia han sido mayores.

8. El Rendimiento sobre Patrimonio (ROE por sus siglas en inglés) se calcula de la siguiente forma:
UTILIDAD NETA/PATRIMONIO
Es el porcentaje de utilidad que están obteniendo los accionistas sobre el capital invertido inicialmente y sobre las reinversiones anuales de sus ganancias. Está íntimamente conectado con la Utilidad después de Impuestos y con las expectativas particulares de los dueños del negocio, su visión del entorno y que otras alternativas le ofrezca el mismo. Es decir, si el rendimiento obtenido no es el deseado o esperado para ese momento, los inversionistas podrían analizar el migrar de ramo empresarial, el colocar su dinero en actividades especulativas o el adquirir empresas o negocios complementarios que incrementasen los resultados obtenidos.

9. El Rendimiento sobre Capital de Trabajo se calcula:
UTILIDAD NETA/CAPITAL DE TRABAJO
Mide el rendimiento sobre los recursos a corto plazo y está ligado a la rotación del capital de trabajo. Nos habla de rendimiento que obtenemos del manejo de nuestros activos y pasivos circulantes.

10. Para concluir hablaremos de la utilidad por acción que se determina así:
UTILIDAD NETA/NUMERO DE ACCIONES
Este índice se expresa en Unidades Monetarias y, para el caso del inversor especulativo que posee acciones de una empresa solo con fines de obtener alguna rentabilidad, bien a través de dividendos, bien por aumento del valor de mercado de la acción, es el índice que mas cuenta ya que se podría asemejar a una colocación bancaria en espera de unos intereses determinados. La visión de un accionista que dirige su propio negocio cambia sustancialmente ya que la gratificación le vendrá dada no solo por los dividendos percibidos sino también por el desarrollo a largo plazo de la labor realizada.

11. Como se puede observar, los índices no miden actividades ni responsabilidades separadas o independientes. Muy por el contrario, unos determinan a los otros y a fin de cuenta evalúan las acciones que la gerencia ha tomado para cada caso. La división, que puede ser útil para estudiar y comprender las cifras empresariales, no es tal en la práctica y lo que busca es brindar herramientas de mejora administrativa.
Los índices analizados en estos cuatro artículos manejan las cifras del estado de situación y del estado de resultados, sin embargo, cada vez son más utilizados los indicadores que involucran al estado de flujo de efectivo y los cuales son muy útiles a la hora de evaluar la capacidad de la gerencia para generar sus propios recursos monetarios. Cabe destacar que las entidades bancarias cuentan con un grupo de índices propios y que unos índices básicos son los comparativos entre varios periodos de la empresa.
De todo lo anterior se puede concluir que es misión de cada gerencia de administración, control interno, auditoria o control de gestión, establecer que indicadores se deben aplicar en la organización para mejorar el desempeño de esta, lo que conllevará, seguramente, la creación de índices propios y específicos.

 

 

Diez Tips Sobre Índices Financieros – Índices De Actividad

1. Miden la habilidad de la gerencia de la empresa para manejar los recursos con los que cuenta.

2. Entre los índices de actividad más utilizados se encuentran:
• Días de cuentas por cobrar
• Rotación de cuentas por cobrar
• Rotación de inventario
• Días de cuentas por pagar
• Rotación de propiedad, planta y equipo
• Rotación de activo total
• Rotación de capital de trabajo

3. Los días de cuentas por cobrar se calculan con la siguiente fórmula:
(CUENTAS POR COBRAR * 360) / VENTAS
Representa el número de días que la empresa utiliza para convertir sus ventas en efectivo. Este índice es muy útil cuando negociamos condiciones de crédito, no solo con los bancos, sino también con los proveedores de la compañía. Si sabemos que tardamos 72 días, en promedio, en recuperar nuestras cuentas por cobrar, no deberemos negociar deudas que tengan periodos de vencimiento menores a este lapso.
Es muy común ver en la práctica empresas que se ciegan por los descuentos ofrecidos por los proveedores cuando las condiciones son “al contado” y no consideran que para pagar la deuda, que en un principio era tan “apetecible”, se tuvo que acudir a préstamos bancarios que generaron intereses y comisiones y, que a la larga, el pago resultó más costoso que el negociar, desde un principio, unas condiciones a crédito.

4. La rotación de las cuentas por cobrar tiene la siguiente fórmula:
VENTAS/CUENTAS POR COBRAR CLIENTES
Indica el número promedio de veces que las cuentas por cobrar “regresan” a la empresa convertidas en efectivo. Este índice está estrechamente ligado al de días de cuentas por cobrar, ya que a medida que éste aumenta en días, la rotación de las cuentas por cobrar disminuye en número de veces al año.
Estos dos índices nos hablan del desempeño del departamento de cobranzas. Por ejemplo, si la facturación de la empresa es a 30 días y el índice de cuentas por cobrar está en 72 días, como en el ejemplo, el desempeño de esta área administrativa deja bastante que desear. Claro está, se deberá analizar la situación tomando en consideración las características propias de la empresa y de su entorno para así poder determinar cuál es el impacto atribuible al mismo. Se recomienda en estos casos hacer las siguientes consideraciones:
• ¿Se otorgan los créditos después de realizar un análisis exhaustivo del cliente o se da crédito solo para incrementar la cifra de ventas?
• ¿Se hace un seguimiento adecuado a los clientes y a sus deudas?
• ¿Cuenta la empresa con mecanismos eficientes de recaudación y suficientes medios para que los clientes cancelen cómoda y oportunamente?
• ¿Ha sucedido algún hecho externo a la empresa que sea de relevancia y que implique un retraso tan significativo en las cobranzas?.
Esta lista no es limitativa pero puede ofrecer “luces” sobre los análisis a realizar. De igual forma, les recomiendo leer el siguiente artículo relativo al manejo de las cuentas por cobrar en la empresa: http://www.rodriguezc.com/portal/diez-claves-para-manejar-las-cuentas-por-cobrar-de-su-empresa/.

5. La rotación de inventario tiene la siguiente fórmula:
VENTAS/INVENTARIO
Indica el número de veces que el inventario ha sido repuesto. Si la rotación de un producto es alta, significa que tiene gran aceptación y que hemos conseguido un interesante nicho en el mercado. Esto se puede deber a las siguientes causas:
• El producto vino a cubrir una necesidad insatisfecha en los consumidores o le creó una necesidad nueva.
• La relación costo/beneficio para el cliente es buena o muy buena
• Las campañas de marketing aplicadas a este producto han sido las adecuadas
• La red de distribución ha sido buena y debemos analizar si puede ser expandida
Posiblemente el resultado se deba a la mezcla de varias causas y las mismas deben ser desmenuzadas para ver qué aspectos se deben mejorar, cuales mantener y cuales eliminar. Es obvio que si la rotación de un producto es baja, la aceptación del producto no ha sido la esperada. Lo importante aquí es hacer el análisis lo más detallado posible siendo lo ideal ítem por ítem o, al menos, por línea de productos. No debemos hacer un “gran total” del inventario ya que en el mismo se encontrarán mezclados artículos de diferentes características y el resultado del índice nos dará poca información para la toma de decisiones.

6. Los días de cuentas por pagar se calculan así:
(CUENTAS POR PAGAS * 360) / COMPRAS
Son los días que la empresa se está tomando para cancelar las facturas a sus proveedores. Debe analizarse conjuntamente con las cuentas por cobrar y, a ser posible, debe ser mayor que los días de cuentas por cobrar, a fin de garantizar que las deudas puedan ser cubiertas sin demora y sin costos adicionales para la empresa.
Este índice nos indica cuan eficiente es el departamento de compras negociando condiciones favorables para la compañía. Un departamento ágil consigue mejores condiciones en precio, plazos de entrega y días de crédito.

7. La rotación de propiedad, planta y equipo tiene la siguiente fórmula:
VENTAS/PROPIEDAD, PLANTA Y EQUIPO
Este índice nos indica la relación existente entre los ingresos operativos de la empresa y el activo fijo que es utilizado para producirlos. Los accionistas esperarán que a mayor inversión, las ventas de la empresa crezcan; de no ser así, la salida de dinero no habrá sido justificada. Al estudiar esta razón se aplica aquello de que “a quien más se le da, mas se le exigirá”.
Este índice se deberá analizar por etapas, ya que una planta que recién ha sido instalada y lanza un nuevo producto al mercado, no puede ser evaluada con los mismos parámetros de otra cuyo “crecimiento” se llevó a cabo hace un año. Esta razón nos dirá si las premisas tomadas en cuenta para incrementar los activos fijos fueron las adecuadas y si los planes de factibilidad abarcaron todas las variables debidas.

8. La rotación de activo total es:
VENTAS/ACTIVO TOTAL
Esta razón es una visión ampliada de la anterior. Si el resultado es de 1,3 significará que la entidad está generando ventas anuales superiores, en un 30%, al activo total utilizado. Es decir, el manejo de los activos de la empresa es excelente, ya que en un solo ejercicio cubrió todos los activos y adicionalmente fue capaz de generar un 30% adicional de su valor en ventas. El análisis aquí debe dividirse, al menos, en dos tipos de entidades: aquellas que requieren muy pocos activos para efectuar sus labores (algunas empresas de servicios, asesorías profesionales…) y las que requieren de capital intensivo para elaborar sus productos como son las industrias manufactureras.

9. Para terminar hablaremos de la rotación del capital de trabajo. Para ello recordaremos que la formula de capital de trabajo es:
ACTIVO CIRCULANTE-PASIVO CIRCULANTE
Así pues, la rotación del capital de trabajo se escribe:
VENTAS/CAPITAL DE TRABAJO
Representa la relación que hay entre las ventas generadas y los recursos netos, a corto plazo, utilizados. Cuanto mayor sea el índice, mejor habrá sido el desempeño de la gerencia manejando los recursos de la empresa.

10. Las empresas que se manejan en entornos inflacionarios deberán realizar estos cálculos con las cifras ajustadas por inflación. No es igual un inventario a valores históricos que otro ajustado por capas, desde la fecha de origen. No dan los mismos resultados evaluar las cuentas por cobrar/pagar de una empresa al día de hoy, que las de hace seis meses, si se tiene una inflación considerable. Recordemos que los índices de actividad miden la capacidad de los gerentes para optimizar los recursos que los accionistas colocan en sus manos y como afrontan las oportunidades y riesgos que le ofrece el entorno.
En el siguiente post hablaremos sobre los índices de rentabilidad para completar la evaluación financiera de una entidad.

 

Siete Tips Sobre Índices Financieros – Índices De Apalancamiento

Los índices de apalancamiento miden la forma en que la empresa ha financiado sus activos. Considerando tanto la deuda con terceros (bancos, proveedores…) como con accionistas.

2. Entre los índices de apalancamiento más utilizados se encuentran:
• Nivel de endeudamiento
• Índice de autonomía
• Índice de apalancamiento externo
• Índice de apalancamiento interno

3. El nivel de endeudamiento se calcula con la siguiente fórmula:
TOTAL PASIVO/TOTAL ACTIVO
Mide el grado de participación de los acreedores dentro de los activos de una empresa y se expresa en porcentajes. Si su resultado es del 0,35, esto significará que el 35% de los activos han sido adquiridos con préstamos obtenidos por la entidad. En procesos de expansión es habitual que este índice sea más alto debido a que la compañía, posiblemente, se haya visto en la necesidad de adquirir préstamos para afrontar sus nuevas adquisiciones en plantas y equipos.
Para obtener una información más certera y que nos permita tomar mejores decisiones, debemos separar el nivel de endeudamiento en corto y largo plazo. La formula a utilizar es la misma, solamente que diferenciamos la deuda en función de su vencimiento. Así:
TOTAL PASIVO A CORTO PLAZO/TOTAL ACTIVO
TOTAL PASIVO A LARGO PLAZO/TOTAL ACTIVO
Es obvio que para hacer estos cálculos de manera fiable debemos contar con una información contable fidedigna, totalmente contrastada con el área de tesorería. Estas razones nos señalarán el camino para la negociación de futuros préstamos con mejores condiciones para la empresa.

4. El índice de autonomía establece que proporción de activo ha sido financiado por los accionistas o socios de la entidad. Su fórmula es:
PATRIMONIO/ACTIVO
La suma de la razón de endeudamiento (préstamo de terceros) con el índice de autonomía (accionistas) debe dar 1 (100%) ya que estas son las dos fuentes posibles de financiamiento para la empresa.
Debemos recordar aquí el concepto de patrimonio y establecer que el mismo está formado por: el capital social (acciones), reservas legales y/o estatutarias y utilidades no distribuidas (resultados acumulados de ejercicios anteriores), lo que significa que cuanto mayor es el patrimonio, menos ha sido la cantidad de beneficios que los accionistas han sacado de la empresa en forma de dividendos y/o mayor la cantidad de capital aportado. Este aspecto además de arrojar una cifra cuantificable, nos habla del nivel de compromiso de los propietarios para con la sociedad y con su crecimiento a largo plazo.

5. El índice de apalancamiento externo tiene la siguiente fórmula:
TOTAL PASIVO/TOTAL PATRIMONIO
Nos indica cuantas Unidades Monetarias (UM) de pasivo tenemos por cada UM de financiamiento interno. Por ejemplo, un resultado del 0,42 se leería de la siguiente manera: por cada UM de aporte de accionistas (financiamiento interno), se ha contratado con terceros 0,42 UM. Esto establece cuanto de la firma es “realmente” de los socios y cuanto de los acreedores foráneos. A medida que esta relación aumenta, los accionistas tienen mayor riesgo de perder el control de la entidad frente a terceros.
Si la empresa que estamos analizando utiliza la deuda para generar un incremento en las utilidades, es decir, los beneficios son mayores que los costos acarreados por la deuda contraída, debemos pensar que la decisión de endeudarse ha sido la acertada.

6. El índice de apalancamiento interno tiene la siguiente fórmula:
TOTAL PATRIMONIO/TOTAL PASIVO
Nos indica cuantas Unidades Monetarias (UM) de patrimonio tenemos por cada UM de financiamiento externo (lo contrario al anterior índice). Por ejemplo, un resultado del 1,66 se leería de la siguiente manera: por cada UM de financiamiento externo, se han generado 1,66 UM de financiamiento interno.

7. Un aspecto que debemos considerar a la hora de evaluar cualquier índice de apalancamiento es el nivel de inflación en el que se mueve la empresa. Si los intereses negociados son calculados a una tasa fija y no son dependientes de ningún factor macroeconómico y además son considerablemente menores a la tasa de inflación, cabría pensar que la decisión adecuada es endeudarse. Sin embargo, si los intereses son variables el panorama no es tan claro. No sería la primera vez que los porcentajes llegan a ser tan elevados que convierten la deuda en impagable y lo que parecía un negocio “redondo” termina siendo el principio de una ruina.
Aunado a lo anterior debemos considerar como se mueve el consumo en ese proceso inflacionario. Si estamos en un proceso de estanflación donde el consumo se contrae, el endeudarnos debe analizarse con gran cuidado. Algunos empresarios, más arriesgados, podrían pensar que es el momento para “comprar barato” e incrementar su capacidad productiva de cara al futuro, otros más conservadores no se endeudarían, ya que no habría mercado suficiente para vender sus bienes y otros pensarían, a lo mejor, en mercados extranjeros y por ello adquirirían un préstamo para expandirse. ¿En cuál de estos casos se encuentra Usted, amigo lector?

Fuente : http://www.rodriguezc.com/portal/category/indices-financieros/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: